Qué es la nube, dónde se usa y qué ventajas nos ofrece

La manera en que almacenamos nuestros datos ha sufrido cambios a lo largo del tiempo. Pasamos de tener escasos Kb de almacenamiento disponible en los primeros computadores hasta que comenzaron a aparecer los discos duros con capacidad de almacenamiento mucho mayor, los disquetes y CD en formato portable. La actual transformación digital del mundo las cosas están cambiando hacia un nuevo modelo. Aquí hablaremos sobre que es la nube, donde se usa y sus ventajas.

Qué es la nube y cuál ha sido su historia

Podemos definir La nube como el modelo de computación a través de una red que normalmente suele ser Internet. La nube nos permite tener disponibilidad a pedido de los recursos de sistemas informáticos (Sistemas Operativos completos inclusive), también nos ofrece almacenamiento de datos, haciéndolos también disponibles a través de un acceso por medio de Internet, todo ello sin que nosotros tengamos la gestión directa sobre esos recursos.

Nuestros datos se guardan en servidores de todos los continentes pudiendo acceder a ellos desde cualquier ubicación siempre que contemos con una conexión a Internet.

Surge la idea en los años sesenta como una red de computadoras intergalácticas de JCR Licklider, basándose esta idea en que todos los usuarios estén interconectados y pudieran tener acceso a los programas y datos desde cualquier ubicación. En la actualidad esta idea se ve plasmada a partir de 2006 con empresas como Google con Google Cloud Services, Amazon AWS, Microsoft con Azure y Alibaba Cloud entre muchas otras. Actualmente servicios en la nube como IaaS, PaaS, CaaS y SaaS son algunos de los más utilizados.

Sus ventajas

Hacer más fácil el trabajo remoto: En ese aspecto puedes acceder a tus archivos y trabajar en cualquier lugar siempre que tengas Internet.

Permitir el trabajo colaborativo: ya que puedes compartir un archivo e incluso varias personas pueden trabajar en el mismo proyecto.

Como hemos visto la nube tiene sus ventajas y en parte afecta a los empleados que deben acostumbrarse y aprender las nuevas formas de trabajo

Escalabilidad: Esto significa que, si nuestra empresa necesita más espacio de almacenamiento, en un relativo corto espacio de tiempo, haciendo una petición a nuestro proveedor de servicios en la nube lo tendríamos. En cambio, si tuviéramos una nube privada tendríamos que actualizar los servidores físicos, esto requiere mucho tiempo, preparar un presupuesto y también mano de obra. También esta escalabilidad hace que nuestra empresa sea más eficiente.

Accesibilidad: En ese aspecto nuestros datos y aplicaciones estarán accesibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana durante todo el año. Por otro lado, si tenemos aplicaciones que se ejecutan en la nube, la aplicación se puede distribuir entre varios servidores por todo el mundo. Así, si uno de los servidores deja de funcionar, el otro servidor actuará como respaldo.

Rentabilidad y la eficiencia: El mantenimiento de servidores físicos representa un desafío y un gasto económicamente importante. El uso de la nube es más rentable ya que no se necesita comprar hardware y se ahorra en electricidad necesaria para poner a funcionar esos equipos. En definitiva, se ahorra mucho tiempo en el mantenimiento de esos servidores.

En conclusión

No obstante, aunque la nube tiene muchos beneficios, eso no quiere decir que nos despreocupemos de su seguridad. Cada vez son más frecuentes los ataques de ransomware y de otros tipos. Las empresas deben tener un plan de contingencias para los ataques y una buena política de copias de seguridad.

En ese aspecto tener nuestros archivos en la nube no implica que nuestros archivos vayan a estar seguros totalmente. Por ejemplo, nuestra empresa de servicios en la nube puede incluir o no una copia de seguridad de nuestros archivos. Así, hay que estar muy atentos a la hora de contratar la nube y estudiar tanto su prestigio como los servicios que nos ofrece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.